Tras imponerse 118-107 frente a Atlanta Hawks en el sexto juego de la serie, Milwaukee Bucks se coronó como el mejor equipo de su conferencia.

Por: Mateo Arroyave Díaz.

En el partido que le daría la clasificación a Bucks a la gran final de la NBA después de una espera de 47 años, Kris Middleton se vistió de héroe, y con una actuación de 32 puntos, 7 asistencias, 4 rebotes y 3 robos, se encargó de suplir a la perfección la ausencia de Giannis Antetokounmpo, que, desde la hiperextensión que sufrió en su rodilla izquierda en el cuarto partido de la llave, aún no ha podido regresar a las canchas.

Lee también: PHOENIX SUNS CAMPEÓN DE LA CONFERENCIA OESTE

Sin duda, Middleton fue el líder en la ofensiva, pero también cabe reconocer la labor realizada por Jrue Holiday (27), Pat Connaughton (13), Brook Lopez (13), Bobby Portis (12), y Jeff Teague (11), pues finalizaron el encuentro con doble dígito en anotación, y demostraron una vez más lo importante que es el juego en equipo.

De esta manera, Phoenix Suns y Milwaukee Bucks serán los protagonistas en las finales de la NBA, que tras una temporada atípica plagada de sorpresas durante los playoffs, tendrá en la instancia definitiva del campeonato a dos plantillas, que más allá de haber clasificado de manera más que merecida, no se esperaba que llegaran a estar en la serie que define al campeón de la liga, y esto es algo que logra llamar más la atención de los aficionados.

Después de varias temporadas consecutivas teniendo a los grandes favoritos en la gran final, esta vez se podrá vibrar con una llave que cuenta con un equipo que hace 50 años no se hace con el Trofeo Larry O’Brien, como lo es el caso de Bucks, y con una franquicia que jamás en la historia ha alcanzado el tan anhelado anillo, siendo este el caso de Suns.

Lee también: TRAE YOUNG Y DEVIN BOOKER, GRANDES PROTAGONISTAS DE POSTEMPORADA

Las finales arrancarán a partir del próximo martes en el Phoenix Suns Arena, y en el caso de ser necesario, ambos equipos seguirán enfrentándose hasta el 22 de julio, fecha establecida para un hipotético séptimo juego.