Con su eliminación en la Liga BetPlay, el Deportivo Independiente Medellín igualó su peor racha en los torneos cortos.

Por: Juan Pablo Mejía Vásquez

Lee también: «TENGO UNA PUTERIÍTA DURA»: BOLILLO GÓMEZ

Con la eliminación del pasado 18 abril en el Estadio Palogrande, el ‘poderoso’ acumuló cuatro ligas consecutivas sin clasificarse en el grupo de los 8. De esta manera, el Independiente Medellín igualó su peor racha desde que comenzó el formato de los torneos cortos en el fútbol colombiano. El ‘equipo del pueblo’ tampoco logró clasificar en el ‘Todos contra todos’ de las Ligas 2010-II, 2011-I, 2011-II y 2012-I.

Más allá del ‘récord’, son dos casos con situaciones deportivas diferentes. En la primera, bajo la dirigencia de Jorge Osorio Ciro, el conjunto antioqueño tenía un rendimiento más bajo del esperado por sus hinchas. En los cuatro semestres que estuvo por fuera de los 8, ocupó las posiciones 11-17-12-16 respectivamente. Sin embargo, en el siguiente torneo, y con la llegada de Julio Roberto Gómez y su reestructuración en la nómina, pudo llegar a la final del Finalización 2012-2.

La situación esta vez tiene otro tinte. En tres de las cuatro eliminaciones recientes, el ‘rojo’ ha quedado noveno en la clasificación y, pese a su irregularidad, ha luchado por su clasificación hasta la última fecha. Solamente en 2020, el DIM fue eliminado con anterioridad de la pelea por ingresar a los ocho.

Lee también: ASÍ SERÁN LAS FINALES DE LA LIGA BETPLAY 2021

Un factor clave para que el ‘Rey de Corazones’ haya tenido tantas altas y bajas durante sus temporadas es la falta de continuidad en las procesos. Durante los últimos cuatro torneos, el único técnico que ha podido terminar todo el semestre a sido Hernán Darío Gómez. De resto: Octavio Zambrano, Alexis Mendoza, Aldo Bobadilla, Javier Álvarez; además de las constantes direcciones interinas de Ricardo Calle, han sido detenidas por los malos resultados, presión de la hinchada y falta de confianza de las directivas.

Tampoco se puede dejar de lado la reestructuración constante de la plantilla. Un ejemplo claro es que del equipo que disputó la final de la Copa Águila 2019, un año después, solamente quedaban dos de los once titulares de aquel partido. En la actual Liga Betplay, pese al doblete de copa, la salud no dejó afianzar una idea de juego. El rebrote de COVID-19 y las constantes lesiones, afectaron al club en la recta final del semestre.

Sus aficionados esperan que en este caso, haya continuidad en el proceso de ‘Bolillo’. Los hinchas ‘rojos’ esperan ver al histórico equipo paisa metido de nuevo en las instancias finales del rentado nacional.

Lee también: «NACIONAL NO TIENE NÓMINAS ALTERNAS»