Luego de conseguir la medalla de plata en Tokio 2020, Anthony Zambrano confesó que estuvo a punto de dejar los Juegos Olímpicos debido a las lesiones.

Lee también: ANTHONY ZAMBRANO HACE HISTORIA EN TOKIO 2020

Anthony Zambrano logró una histórica medalla para el atletismo colombiano y cumplió su objetivo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El guajiro de 23 años puso a vibrar al país y a celebrar a toda su familia con su segundo lugar. En medio de la euforia, el deportista recordó a su madre y confesó que las dolencias físicas estuvieron a punto de sacarlo de la competencia.

“Es un orgullo representar a mi país, amo mucho a Barranquilla. Es una alegría que le doy a mi país, a la nueva generación para decirles que sí se puede salir adelante y lograr los sueños cuando te entregas con todo, y te entregas a Dios”, declaró a los micrófonos de Caracol Sports.

El subcampeón olímpico no ocultó su alegría y orgullo por llegar a la meta, y recordó los esfuerzos y sacrificios que tuvo que hacer en este ciclo. El atleta ya había sido campeón panamericano de la prueba de 400 metros planos en 2019 y también en los 4 x 400 metros relevos. Pero el de Maicao también sufrió dolores, e incluso en la previa de la final, las molestias en el pie izquierdo lo aquejaron.

“Siempre me entrego a Dios. Pensé en dejar los Olímpicos porque tuve muchas lesiones. Todo el mundo piensa: ‘es que Zambrano está bien’, pero nadie sabe los sacrificios que uno hace. 2 días antes de las clasificación tuve un dolor, pero dejé todo en manos de Dios”, expresó.

Lee también: “ES UNA PLATA QUE VALE ORO”: MARIANA PAJÓN

Finalmente, el joven deportista dedicó la victoria a su madre que lo vio desde Barranquilla y que siempre ha sido su mayor motivación. Zambrano le había prometido una medalla como regalo de cumpleaños a su progenitora, una mujer humilde que no pudo aguantar las lágrimas durante la carrera y que vibró, al igual que todo el país.

“Este era un regalo de cumpleaños que le prometí a mi madre y se lo cumplí. Nosotros no somos personas económicamente bien, nos ha tocado luchar mucho. Con 23 años me ha tocado madurar rápido”, contó el medallista.

Por último, Zambrano dejó claro que seguirá compitiendo por más triunfos y victorias: “Yo vine a esta vida a darle mucho éxito en mi país”, finalizó.

Lee también: VALENTINA ACOSTA Y UNA REFLEXIÓN SOBRE LA SALUD MENTAL DE LOS DEPORTISTAS