Se hizo justicia: Andrés Andrade y Jarlan Barrera están habilitados para el partido previsto a jugarse esta noche en el Estadio Pascual Guerrero. Alejandro Restrepo, DT interino de Atlético Nacional, podrá contar dos de sus piezas diferenciales para el trascendental encuentro.

Esta «desembarrada» llega después de una de las jornadas más bochornosas que nos ha dejado la Dimayor este año, en la que han demostrado un desconocimiento insólito del reglamento y, además, han enrarecido de forma alevosa lo que debería ser uno de los mejores partidos del fútbol profesional colombiano tanto que, a pocas horas de que se dispute el América de Cali vs. Atlético Nacional, la opinión pública y las redes sociales no hacen mención a otra cosa diferente a los malos manejos y pésimas decisiones de quienes manejan el fútbol en Colombia.

Tras un comunicado lavándose las manos, pasó la incertidumbre de lo inmediato (el atropello que iba a sufrir Nacional) y queda, por lo menos, una sensación de que el partido se jugará en las condiciones  que se debieron respetar desde el principio. Lo que no pasará ni se irá tan fácilmente es la certeza de que nuestro fútbol pasa por uno de los peores momentos de su historia, en todos los ámbitos, principalmente en el dirigencial.