La excelente actuación del América de Cali en la Copa Libertadores Femenina concluyó este domingo con la derrota 2-1 en la final contra Ferroviária.

Las dirigidas por Andrés Usme pagaron muy caro dos errores en el primer tiempo y no estuvieron finas en la definición en la etapa complementaria.

Katherine Tapia, la gran figura la semifinal contra Corinthians, dudó en un centro de costado de Sochor que significó el 1-0 al minuto 7 para el cuadro brasileño.

La insistencia y mejor juego de las Escarlatas se vieron reflejados en el penal que Catalina Usme cambió por gol al 39’, por falta sobre Gisela Robledo.

Pero cuando parecía que el América de Cali se tomaba confianza volvieron las dudas en defensa: Lizeth Ocampo cometió un penal inocente y Aline Milene anotó para las de la ciudad de Araraquara.

Los segundos 45 fueron del equipo vallecaucano, que buscó por todos los medios y no contó con suerte porque los remates de Manuela González, Diana Ospina y Tatiana Castañeda pegaron en los palos.

Con mucho amor propio, el conjunto colombiano intentó hasta el 96’ y se topó con Luciana, de sobresaliente rendimiento en el estadio José Amalfitani, de Vélez Sarsfield.

Al América de Cali le quedó el sabor amargo de no lograr el título y también la satisfacción de su destacada presentación en la Copa Libertadores Femenina, a pesar del poco apoyo a nivel local.

Lee también: «TENGO UNA PUTERIÍTA DURA»: ‘BOLILLO’ GÓMEZ A LOS JÓVENES DEL MEDELLÍN