En un partido con muy pocas emociones, Palmeiras se consagró campeón por segunda vez en su historia gracias a un solitario gol de Breno al minuto 98.

El partido entre el ‘verdao’ y Santos no estuvo a la altura de lo que se esperaba en una final de Copa Libertadores de América. Sin embargo, Palmeiras fue contundente y aprovechó su única jugada real de peligro para ganar el partido y el título de la ‘Gloria Eterna’.

Los dos equipos se preocuparon más por no perder que por ir a buscar el partido y, a raíz de esto, el juego no tuvo situaciones reales de gol. De hecho, lo más atractivo del partido hasta el gol de Breno al minuto 98, había sido la expulsión de ‘Cuca’ (DT de Santos) y las más de 30 faltas que cometieron entre los 2 equipos.

Además, mucho se habla de Marinho, quién fue elegido como la gran figura del torneo y hoy no tuvo un gran partido. El propio Marinho quiso emular a ‘Gabigol’ cuando al saltar al campo de juego tocó la Copa. Una cábala que se comenta mucho en el mundo del fútbol.

De esta manera, el equipo dirigido por el portugués Abel Ferreira consiguió su segunda Copa Libertadores en su historia. La primera había sido en 1999 cuando de la mano de Luis Felipe Scolari derrotó a Deportivo Cali en penales.