De la mano de una estrategia impecable, Lewis Hamilton volvió a dar un golpe de mesa en la búsqueda de su octavo título mundial de Fórmula 1 y ganó en España.

Por: Esteban Hernández

Lee también: LEWIS HAMILTON EN EL OLIMPO DE LA FÓRMULA 1

En el mundo de la Fórmula 1 a veces ganan los mejores pilotos, a veces los mejores coches y, en otras ocasiones, la mejor estrategia. Hoy, la escudería Mercedes, se encargó de alinear estas tres virtudes.

El Gran Premio de España dio lugar a la cuarta cita del campeonato mundial de Fórmula 1 en 2021 y tenía un condimento especial: el piloto que consiguió la pole en las tres carreras anteriores no se había alzado con la victoria. Verstappen hizo la pole en Bahrein, Hamilton en Imola y Bottas en Portimao; Hamilton, Verstappen y Hamilton de nuevo, fueron los ganadores, en ese orden, de esas carreras.

En esta ocasión, Hamilton largó desde la pole, la número 100 en su haber. Un dato para nada despreciable, ya que lo convierte en el único piloto en la historia de esta categoría en alcanzar las tres cifras en este ítem, dejando muy atrás la marca de Michael Schumacher, con 68 poles, quien lo precede.

La carrera inició con un Verstappen agresivo, quien desde la curva uno se hizo con el primer lugar del gran premio, repitiendo la dosis de Imola a Hamilton. De ahí en adelante, se comenzó a correr con la cabeza, más que con los coches.

En el circuito de Barcelona es muy difícil rebasar. Tal vez, el único punto en el que es posible hacer adelantamientos es al final de la recta principal y con el DRS activo. Por lo que el inglés siempre estuvo a la sombra del holandés en la primera mitad de carrera.

Vinieron las detenciones. Primero paró Max sobre la vuelta 25 y cuatro vueltas después lo hizo Lewis. Ambos calzaron neumático medio nuevo, el cual les permitía llegar hasta el final si lo cuidaban bien. A eso apuntaron en Red Bull y a mantener el liderazgo en pista.

Como Verstappen paró primero, tuvo unas vueltas con llantas frescas para ir más rápido, por lo que le sacó seis segundos de ventaja a Hamilton al momento de este hacer su detención. Por un momento, muchos pensaron que Mercedes había errado en la estrategia y la carrera parecía encaminarse en favor de Red Bull.

Sin embargo, Hamilton voló en la pista y se volvió a ubicar detrás de Max a la altura de la vuelta 40. Pero no podía pasarlo, el circuito demostraba su dificultad. En ese punto, Mercedes repitió la dosis de Budapest 2019. 

Lee también: LOS 5 MEJORES MOMENTOS DE JUAN PABLO MONTOYA EN LA FÓRMULA 1

Hamilton entró a boxes para quedar a 22 segundos de Verstappen faltando poco más de 22 vueltas para la meta. La misión, cazarlo yendo a fondo con llantas nuevas.

Y como en Budapest 2019, la estrategia volvió a brillar en un circuito difícil. Hamilton demostró su nivel y el del Mercedes. A menos de 6 vueltas para el final, alcanzó a Verstappen y lo rebasó como si estuviera estacionado. Al Red Bull no le quedó más que entrar a boxes, poner el neumático más blando y lograr la vuelta rápida que le sumaba un punto extra para el mundial, mientras el inglés sumó su victoria número 98 (también récord absoluto).

De esta manera, Lewis Hamilton sumó una nueva victoria en España como piloto de la Fórmula 1.

El mundial de 2021, en sus primeros cuatro grandes premios, comenzó más parejo que el de 2020, con los autos de la parrilla marcando tiempos mucho más similares. Sin embargo, la lucha sigue siendo Mercedes vs Red Bull, Hamilton vs Verstappen, un poco más parejos, pero Mercedes siempre parece encontrar algo más allá de su propio techo que le asegura el éxito. ¿Podrá Red Bull inclinar la balanza a su favor? Por ahora, tienen mucho trabajo por delante.

El quinto capítulo de esta historia se escribirá en la cuna de los campeones el próximo 23 de mayo: Mónaco.  

Lee también: HAMILTON A LA ALTURA DE SCHUMACHER