Camilo Ayala, capitán del Deportivo Pasto, hizo una reflexión sobre el papel de los futbolistas respecto a la situación que se vive actualmente en Colombia.

Lee también: «LOS ÍDOLOS NOS DEBEMOS AL PUEBLO»: RENÉ HIGUITA

La situación en Colombia sigue candente. Las manifestaciones de cientos de miles de ciudadanos siguen marcando la agenda del país y el fútbol no ha sido ajeno a esta situación. El torneo colombiano se ha visto imposibilitado para avanzar, pues el juego entre Deportivo Cali y Deportes Tolima, pendiente por los cuartos de final, no ha podido jugarse. A esto, se suma que los equipos colombianos participantes en torneos CONMEBOL tuvieron que salir del país para hacer las veces de local.

En medio de todo, muchos ciudadanos le piden a los referentes del país que se pronuncien. Artistas, figuras públicas y deportistas locales han sido objeto de críticas debido a su silencio o ‘indiferencia’. Dentro de eso, los futbolistas han mantenido un silencio sobre la situación de Colombia, así lo hizo ver Camilo Ayala, del Deportivo Pasto. El jugador habló con el programa Nariño Deportivo.

«No comparto la apatía de muchos de mis colegas. No comparto y me duele la apatía de los que ya están en Europa, los que están resueltos en su situación económica, su familia y sus generaciones futuras, y no tienen que deberle nada a nadie. Pueden opinar, defender al pueblo, y han sido muy tibios», aseguró el capitán del conjunto volcánico.

Lee también: HABLARON LOS FUTBOLISTAS COLOMBIANOS

Ayala fue directo y conciso, y si bien dijo que entendía las formas de pensar y ser de sus colegas; él no estaba de acuerdo porque ha vivido en carne propia las dificultades de millones de colombianos.

«Yo estoy con la gente vulnerable, humilde, porque vengo de ahí. Mi papá ha sido un obrero de toda la vida, mi mamá también. Porque he visto la carencia de oportunidades, porque me ha afectado a grandes amigos. No puedo ser indiferente, pero cada quien tiene lo que da en su corazón», afirmó.

Para el volante de 34 años, parte de este silencio y sus respectivas posturas, también es el desconocimiento de la realidad del país. El jugador del equipo del sur del país, reconoció que los futbolistas hacen parte de una burbuja que los ha blindado de lo que pasa en los hogares colombianos.

«Creo que es un tema de desconocimiento. Los jugadores vivimos en una burbuja y no sabemos lo que es la vida real, lo que la gente vive en las calles. No sabemos lo que una madre sin empleo hace para alimentar a sus hijos, no sabemos lo que hace una persona enferma cuando no tienen un sistema de salud fuerte. Creemos que el mundo gira en torno a nosotros y la vida real es otra, lo que estamos viviendo: que atropellen al pueblo, que lo maten, que haya impunidad absoluta. Esa es la vida real», declaró.

Finalmente, el jugador nacido en Medellín aclaró que su opinión no tiene vocación política:

«Acá hay algo que es la dignidad. La dignidad no tiene derecha, ni izquierda. La dignidad es una sola».

Lee también: «SERÍA ABSURDO NO HACER LA COPA AMÉRICA»: IVÁN DUQUE