El play-in es un mini torneo que fue implementado en la burbuja de Orlando la temporada anterior y que le agregó emoción al remate de la temporada.

Por: Mateo Arroyave Díaz.

Uno de los cambios más importantes que se han implementado en el formato de juego de la NBA es el tan mencionado play-in, un mini torneo que empezó a desarrollarse en la burbuja de Orlando la temporada pasada y que trajo como desenlace el paso a playoffs por parte del equipo que se ubicaba noveno en la conferencia oeste, Portland Trail Blazers, clasificándose así por encima de Memphis Grizzlies, que en ese entonces era el dueño de la octava posición.

Hasta la temporada 2018-2019, los primeros ocho equipos de cada conferencia clasificaban directamente a los playoffs, ahora, con la intención de darle más emoción a la liga y servir como un abrebocas de la postemporada, aquellos que ocupan la 7°,8°, 9° y 10° posición en el oeste y el este, deberán enfrentarse para así asegurar su permanencia en el camino hacia el trofeo Larry O’Brien, conformando de esta manera un total de tres series a disputar por cada conferencia:

Lee también: TEMPORADA INOLVIDABLE PARA STEPHEN CURRY

En la primera llave se verán las caras los clasificados en el 7° y 8° lugar, siendo el equipo ganador de esta serie el primero en clasificarse a los playoffs, y pasará  a enfrentarse al 2° de la conferencia, por su lado, la franquicia derrotada en dicho partido deberá esperar por aquella que salga victoriosa en el duelo entre el 9° y 10°, pues en condición de local este será el rival con el que medirá fuerzas, siendo el equipo más fuerte aquel que empezará su carrera en postemporada frente al 1° de la conferencia.

Este nuevo modelo de clasificación que se llevará a cabo entre el 18 y 21 de mayo, ha generado diferentes puntos de vista entre periodistas, fanáticos y jugadores, y claro, al ver que existe la posibilidad de que Los Ángeles Lakers tengan acción en el play-in, y el saber que Boston Celtics será parte de los equipos participantes debido a los protocolos de la COVID-19 y las lesiones que han afectado a sus jugadores estrellas, ha llevado incluso que LeBron James, el jugador más icónico de la NBA actualmente, haya rechazado públicamente este formato de juego.