Sergio Ramos mantiene en vilo a la gran afición madridista. El histórico capitán cuenta con libertad para negociar y escuchar ofertas de cualquier club porque finaliza contrato con el equipo “Merengue” el 30 de junio de este año.

A pesar de los múltiples intentos del Real Madrid por lograr la renovación del contrato, y aun cuando Zidane insiste en la importancia de seguir contando con el histórico baluarte en su defensa, no hay consenso entre los partes ya que se discute el tema económico y la extensión de dicho contrato.

En cuanto a la extensión estaría cerca el acuerdo, ambas partes consideran que dos años es un tiempo justo, teniendo en cuenta la edad del jugador y el nivel competitivo que se debe tener para ser pieza clave de uno de los clubes más importantes del mundo. Donde no hay punto de encuentro, es en el tema económico; ya que el jugador no acepta menos de los 12 millones de euros que gana actualmente y el club “Blanco” que busca reducir aún más el presupuesto de su plantel, no estaría dispuesto a ofrecerle esa cifra.

Mientras las negociaciones continúan, varios equipos han mostrado interés en el gran defensor de la Selección Española, por un lado, el millonario PSG que busca conformar un super equipo (¿Irá Messi?) para la próxima temporada; y por el otro, el siempre atractivo Liverpool, actual campeón de la Premier League y con un técnico que busca experiencia para un equipo que lucha este año por volver a su regularidad habitual.

Sergio Ramos ha mencionado que no se ha negado a negociar y que las conversaciones siguen abiertas, por lo cual tocará esperar con paciencia para ver el desenlace de una de las novelas que tiene en vilo a los hinchas del Real Madrid en el mundo.