Tras el empate entre Atlético Junior y River Plate, Marcelo Gallardo se refirió a los problemas de orden público en Colombia. El juego se realizó en medio de la protesta.

Lee también: LOS INSULTOS DE LOS JUGADORES DE NACIONAL DE URUGUAY HACIA LOS COLOMBIANOS

La Copa Libertadores volvió a tierras colombianas pese a que la situación de orden público se mantiene en alerta. Así, Atlético Junior y River Plate se enfrentaron por la fecha 4 de la fase de grupos. El partido se llevó a cabo en medio de manifestaciones antes y durante los 90 minutos.

Seguidamente, durante los actos protocolarios y el minuto de silencio en el Estadio Romelio Martínez, la transmisión de televisión captó el sonido de bombas y disparos en las afueras del escenario. La protesta en Colombia no cesa y el fútbol no ha sido ajeno a estas manifestaciones. Actualmente, en el país cafetero muchas voces piden que se cancele la Copa América.

Lee también: «SERÍA ABSURDO NO HACER LA COPA AMÉRICA»: PRESIDENTE DE COLOMBIA

Ya en el desarrollo del partido, sobre el minuto 23 el juego tuvo que ser detenido. Al estadio barranquillero ingresó el gas lacrimógeno lanzado por la policía para atacar a los manifestantes, y el químico hizo efecto sobre los protagonistas del compromiso.

Luego del compromiso, el técnico Marcelo Gallardo no fue ajeno a la situación y se refirió a los problemas actuales de Colombia. El entrenador de River Plate fue claro sobre el contexto en el que se desarrolló el partido.

«Uno no se puede abstraer de lo que pasa. No es normal jugar en una situación tan inestable como la del pueblo colombiano. Hubo gases lacrimógenos, estallidos, estruendos… no podemos mirar para otro lado. El resultado es anecdótico. No nos podemos ir contentos hoy», declaró el ‘Muñeco’.

Lee también: «LOS FUTBOLISTAS NO SABEMOS LO QUE ES LA VIDA REAL»

Finalmente, Atlético Junior y River Plate empataron a un gol. El resultado deja con un pie afuera de la Copa Libertadores al conjunto ‘tiburón.