El crack brasileño mostró su lado más humilde momentos antes de partir al Metropolitano.

Lee también : WILMAR BARRIOS, FIGURA EN COLOMBIA Y EN ZENIT

Neymar cada que visita Barranquilla, es uno de los jugadores más silbados por la afición colombiana, esto debido a su influencia en el juego y por sus constantes simulaciones de faltas; pese a esto el astro brasileño no dudó en dejar salir su lado humano con los hinchas locales, el pasado domingo antes de montarse al bus, que transportó a la “Canarinha” hasta el estadio Metropolitano.

En las afueras del hotel donde se hospedaba la Selección de Brasil, varios amantes del fútbol se agruparon para intentar conocer más de cerca a varias de las figuras del equipo dirigido por Tite. Sin duda uno de los hombres más buscados era Neymar, figura del PSG y uno de los mejores jugadores de la actualidad, quien respondió al cariño de las personas que llegaron hasta la concentración brasilera.

Lee también : COLOMBIA LE CORTÓ LA RACHA A BRASIL

El afortunado fue un pequeño aficionado, que logró evadir los controles de seguridad en el momento en el que la delegación de Brasil se subía al bus. Cuando el niño vio la salida de Ney, inmediatamente se le acercó llorando y fue recibido con un abrazo, posteriormente se retiró el tapa bocas para tomarse una foto con el pequeño y firmarle la camiseta.