Pese a que la alcaldesa Claudia López anunció, por medio de un tuit, que se había entregado el barrista de Nacional que agredió salvajemente al hincha de Santa Fe este fue dejado en libertad. ¿La razón? No existía una orden de captura.

El joven identificado como Julián Mateo Molina se presentó a las autoridades en compañía de su mamá. Sin embargo y según la Policía, lo único que se pudo hacer con el agresor fue identificarlo plenamente pues no existía una acusación formal ni una orden de captura con el señalado agresor.

De igual manera, las autoridades mencionaron que están trabajando para esclarecer lo sucedido y, se espera que la orden de captura llegue en los próximos días para proceder con la detención de este sujeto.

Según información publicada por la Revista Semana “los uniformados lo llevaron hasta la Unidad de Reacción Inmediata de la localidad de Puente Aranda y después de verificar que no tenía antecedentes u órdenes de captura vigentes, lo dejaron en libertad”.

Cabe destacar que debido a los hechos ocurridos entre hinchas de Independiente Santa Fe y Atlético Nacional en el Estadio El Campín, la Alcaldía de Bogotá tomó la decisión que durante un año no podrán ingresar las barras de Nacional a los estadios de la ciudad. Y, por lo que resta del año, tampoco se permitirán hinchadas visitantes en Bogotá.

Lee también: “Andrés Andrade Rechazó la violencia en el fútbol