Para la selección Colombia, Venezuela se ha convertido en un hueso de roer. Lo que antes eran tres puntos fijos, ahora toca sufrir lo impensado para arañar puntos o ganarles por la mínima. Aquí, varias de las claves de Colombia para competir frente a la Vinotinto y Oro.

 

  • El estado de forma de los futbolistas convocados por Queiroz: es un grupo que, en términos generales, vive un presente futbolístico bueno en cuanto a rendimientos individuales se refiere.

 

  • El momento que atraviesa James Rodríguez: será la oportunidad para consolidar un equipo y una estructura que potencien al 10 y no al revés. Depender de un solo futbolista nunca ha sido una buena opción.

 

  • Imponer condiciones contra un rival que es inferior en sus individualidades: la lógica no aplica siempre en el fútbol pero, por calidad del plantel y experiencia del cuerpo técnico, Colombia debe ganarle a Venezuela y hacer respetar su condición de local.

 

  • Se especula que seis de los habituales titulares de Venezuela no podrán estar por diversos motivos, entre ellos: Salomón Rondón, Fernando Aristeguieta y Wuilker Faríñez. Con estas ausencias, la brecha de calidad entre ambos planteles se hace más grande.