El Movistar Team volvió a dejar perplejo al mundo del ciclismo con un inexplicable remate de etapa en Altos de La Covatilla, donde beneficiaron al virtual ganador de La Vuelta a España, Primoz Roglic, y perjudicaron a su excompañero, el ecuatoriano Richard Carapaz. Las críticas no se han hecho esperar.

Lo hizo de nuevo, Movistar está en boca de los aficionados del ciclismo tras el final de la penúltima etapa de La Vuelta. Una jornada que generó emociones hasta la meta y donde Richard Carapaz se jugaba sus últimas cartas en busca del trofeo ante un Roglic que, soportado en su equipo y las bonificaciones obtenidas, debía aguantar los últimos ataques. Así fue como el del INEOS movió la carrera faltando 3 kilómetros y vació el tanque en una escalada donde dejó atrás al líder del Jumbo.

Los 45 segundos de ventaja comenzaron a reducirse y el esloveno se quedaba sin piernas sobre el final, pero aparecieron Enric Mas y Marc Soler, del Movistar y antiguos compañeros de Carapaz, para darle vida al dueño del maillot rojo y llevarlo casi hasta la meta, salvando la jornada y el título. Al final, 24 segundos separaron a los dos. Las redes sociales explotaron en contra del equipo español que ya en otras ocasiones ha actuado de manera inentendible para los aficionados del deporte de la biela.

 

«Muy contento por cómo ha sido toda La Vuelta, hemos estado ahí en la pelea y sobre todo muy emocionado. Hoy hemos conseguido un gran podio. Cada quien busca sus intereses, no tengo comentarios«, afirmó Richard Carapaz al final de la jornada.