Everton cayó 1-3 con el actual líder de la Premier, el Manchester City, que llegó a 56 puntos. James fue suplente y Mina salió lesionado.

Por: Oscar Corredor.

En un partido parejo, Everton cedió puntos nuevamente como local, esta vez con el imparable City de Pep Guardiola. Empezaron ganando los “Skyblues” con gol de Foden; el empate de los “Toffees” fue obra de Richarlisson. Yerry Mina, que cumplía un buen partido, tuvo que salir por lesión a los 18 de la primera etapa. Se espera la evolución de la misma a la espera de que no sea de gravedad. (Lea también: Victoria a domicilio de Everton)

Para el segundo tiempo, City manejaba más el juego pero no era contundente. Sin embargo, si lo fue el zurdazo de Ryhad Mahrez que inclinó la balanza para su equipo y puso a ganara al visitante, hasta el final de partido. James ingresaría a los 68 minutos pero su participación fue mínima, poca, si se quiere.

La daga final la puso Bernardo Silva que a los 31 de la parte final, con otro remate de zurda, exquisito por demás, mandó a guardar el balón al fondo y sentenció la segunda derrota consecutiva de Everton en Goodison Park.

Los números del City son a abrumadores

15 goles en contra y 49 a favor en 24 juegos. Suma 56 puntos, es líder absoluto de la Premier League y son 10 los puntos que le lleva ya al segundo, Manchester United. Tiene un récord de 17 triunfos consecutivos y se convierte en el primer equipo de la historia en ganar los primeros 10 partidos de un año calendario por Premier League. (Lea también: James volvió al gol en el empate de Everton)

Everton es séptimo con 37 unidades y un partido menos. Carlo Ancelotti no encuentra el ritmo ganador con el que empezó esta Premier y preocupa el ritmo del equipo con James que ha perdido protagonismo, Mina que se lesionó y los puntos que se van en casa.