Chris Paul, el base de los Phoenix Suns, sigue deslumbrando al mundo de la NBA a sus 36 años, y en su dieciseisava temporada va en busca del primer anillo de su carrera.

Por: Mateo Arroyave Díaz

Lee también: LAS CLAVES DE BUCKS Y SUNS PARA LA FINAL

La liga de baloncesto más importante del mundo cuenta con una larga lista de super estrellas que no han podido ser campeones. Grandes figuras que han hecho historia, pero se han retirado sin el lujo de poder hacerse con el Trofeo Larry O’Brien. Actualmente, la NBA tiene a diferentes jugadores que aún no se han proclamado como campeones y están próximos a decirle adiós a la competencia; como lo es por ejemplo el caso de Chris Paul, quien a pesar de su largo recorrido, sigue jugando como en sus mejores años; y en las 16 temporadas que lleva en la liga, no había tenido ni siquiera la fortuna de competir en la gran final.

Muchos pensaban que al haber sido transferido en el 2019 a Oklahoma City Thunder, sus posibilidades de ganar el anillo se habían esfumado; aún así, sorpresivamente en la burbuja de Orlando, logró liderar a un grupo de jóvenes hasta el séptimo juego en la primera ronda de playoffs ante su ex equipo, Houston Rockets. Esta franquicia, en 2018 estuvo muy cerca de coronarse como el mejor equipo del oeste, pero, desafortunadamente para el protagonista de este artículo, fue un momento que nunca llegó. En esa ocasión, se cruzaron con el campeón defensor, Golden State Warriors, y CP3 se lesionó cuando se habían puesto 3-2 arriba en la gran final de conferencia.

La historia tomaría un rumbo diferente en el 2020. Paul llegó a Phoenix Suns, un equipo que lo necesitaba para así poder adquirir la última pieza en el rompecabezas de la franquicia de Arizona; así, pasaron de quedar eliminados en el play-in la temporada pasada, a disputar las tan anheladas finales, en el transcurso de apenas un año. Chris demostraba, una vez más, que es un jugador que encaja a la perfección en cualquier funcionamiento táctico.

Lee también: PHOENIX SUNS CAMPEÓN DE LA CONFERENCIA OESTE

No debes dudar en llamar al 11 veces All-Star

Si necesitas una mejora tanto de química, como de idea de juego en general dentro de tu plantilla, CP3 es la respuesta. Los Suns no son el primer equipo que se ha beneficiado al hacerse con el talento innato del armador; esto se ha visto evidenciado en todos los equipos en los que ha hecho presencia: empezando por New Orleans Hornets, franquicia que lo escogió en el cuarto puesto de la primera ronda en el draft del 2005; pasando por Los Angeles Clippers desde 2011 hasta el 2017; casi alcanzando la gloria con Houston Rockets entre 2017 y 2019; y como penúltimo equipo mencionado anteriormente, potenciando a un grupo de jóvenes jugadores en Oklahoma City Thunder.

Ahora, Chris Paul se encuentra a tan solo tres victorias de alcanzar el título que tanto ha buscado desde su llegada a la NBA. Y es que este martes, en el primer juego de las finales disputadas entre Phoenix Suns y Milwaukee Bucks, el equipo que hizo las veces de local se impuso con autoridad 118-105 ante los de Wisconsin. Y como no debía ser menos, el protagonista de la noche fue CP3, que, tras 32 puntos, 9 asistencias, y 4 rebotes, fue el líder indiscutible en la victoria de su equipo.

¿Será esta la temporada en la que Chris Paul logre su primer anillo en la NBA?

Lee también: MILWAUKEE BUCKS CAMPEÓN DE LA CONFERENCIA ESTE