Con gol de André-Pierre Gignac, Tigres venció a Palmeiras y se metió en la final del Mundial de Clubes.

El equipo dirigido por ‘Tuca’ Ferreti, mostró que no era un rival inferior y con un fútbol lleno de presión y velocidad puso en aprietos a Palmeiras, actual campeón de la Copa Libertadores. (Lea también: ¡Se viene el Mudial de Clubes!)

Con un solitario gol de penal de la figura André-Pierre Gignac, el conjunto mexicano ganó 1-0 y se metió a la final del Mundial de Clubes.

Es la primera vez que un equipo mexicano llega a la final de un Mundial de Clubes, competencia a la que clasificó tras coronarse campeón de la Concachampions.

El rival de Tigres saldrá del duelo entre Bayern Munich y Al Ahly.