Luego de la derrota en el clásico español, los hinchas del Barcelona demostraron su descontento, y la víctima fue Ronald Koeman.

La situación de Ronald Koeman al frente del Barcelona no es la mejor. El equipo catalán sigue sin consolidar una idea clara de juego y no ha obtenido los resultados esperados ni en Champions, ni en la liga española, lo cual ha despertado la impaciencia de la hinchada blaugrana.

Lee también: ANCELOTTI ACABÓ LA MALDICIÓN EN EL CAMP NOU

Este domingo, el Barça, cayó en el Camp Nou ante el Real Madrid, en el juego correspondiente a la fecha 10 de La Liga, donde los catalanes marcha en la novena posición con 15 puntos. Tras la derrota 1-2 contra su clásico rival, el estratega nacido en Holanda, completó tres clásicos consecutivos perdiendo contra los blancos, convirtiéndose en el segundo entrenador que ha tenido esta racha negativa en la historia del Barcelona.

Esta seguidilla de partidos sin una victoria ante los merengues, sumado a la actual  irregularidad del equipo, derivó en inconformidad de la hinchada catalana, que después del partido, esperó la salida de Koeman en su carro, para rodearlo e intentar agredirlo cuando este dejaba las inmediaciones del Camp Nou.

Barcelona, condenó este hecho, asegurando que tomará las medidas tanto de seguridad, cómo sancionstorias para que estos eventos no vuelvan a ocurrir.

Lee también: A MESSI SE LE OLVIDÓ MARCARLE AL REAL MADRID