Durant, una de las figuras de los Nets salió del juego del pasado viernes, por un posible contagio de COVID-19.

Por: Javier García.

Kevir Durant, alero de los Nets, vivió un momento polémico el pasado viernes, día en el que su equipo enfrentó a Toronto, pues minutos antes del comienzo del partido se le impidió jugar, ya que aparentemente habría incumplido los protocolos de salud al estar en contacto con un posible caso positivo. (Lea también: El MVP cae ante la efectividad de los Nets)

Pasados minutos de haber iniciado el duelo se le permitió ingresar desde el banquillo, lo que marcaría un precedente en la carrera de Kevin, ya que fue el primer juego donde ingresó desde la banca.

Durant llevaba ya 19 minutos en los que había conseguido 8PTS y 5AST, cuando se le notificó que no podría jugar la segunda mitad, ya que la persona con la que había tenido contacto salió positivo para coronavirus.

Durant mostró su inconformidad con la decisión de la liga de sacarlo del partido a través de estos tweets:

Aunque Kevin Durant dio negativo en 3 pruebas, la NBA decidió dejarlo fuera de competencia hasta el viernes, por lo que se perderá los compromisos contra Pistons y Pacers, además del ya perdido frente a 76ers. (Lea también: James Harden aterriza en Brooklyn)

Durant volverá a el día sábado, juego en que regresará a su antiguo hogar en San Francisco cuando los Nets visiten a los Warriors.