Tras Paul Ricard, Red Bull infla el pecho con la victoria de Verstappen en la Fórmula 1 y le dio a Mercedes una probada de su propia medicina. Las ‘flechas plateadas’ sufrieron una herida de cuidado y parecen vestir de negro por el luto de la derrota.

Por: Esteban Hernández

Lee también: CHECO PÉREZ IMPONE UNA LEY EN LA FÓRMULA 1

Séptima carrera de la temporada 2021 y la Fórmula 1 llegó a la carrera más aburrida del campeo… ¡Momento! Este deporte nunca deja de sorprendernos. El circuito de Paul Ricard, ubicado en Francia, había sido criticado por entregarnos dos carreras muy monótonas en el 2018 y 2019, pero se reivindicó con los seguidores de la categoría.

Desde la largada la carrera fue emocionante, con un Verstappen que cometió un error en la primera curva dejándole el primer lugar a Hamilton; lugar el inglés protegió hasta el momento de la parada en boxes, cuando el holandés le aplicó el undercut.

La primera mitad del GP fue plana, al menos en los primeros 4 lugares, con Verstappen, Hamilton, Bottas y Pérez, en ese orden, casi inamovibles. Detrás de ellos se vivía el caos, con los dos Mclaren viniendo como trenes desde atrás, con los Ferrari cayéndose en el rendimiento, una estrategia milimétrica de Aston Martin y un Gasly que sigue mostrando consistencia.

Las claves de la carrera:

  • Max, sin palabras: no se preocupen, lo digo porque a Verstappen no le funcionaba el intercomunicador con su equipo. Pero fue lo único que le falló. A 20 vueltas de final y, mientras lideraba, los austriacos lo mandaron a boxes para poner gomas medias. Desde ahí, hasta el final, se vino una remontada de 2 segundos por vuelta a Hamilton, piloto al que cazó y superó de forma emocionante a falta de vuelta y media para el final. Cobrando venganza de aquellas carreras de Hungría 2019 y España 2021, donde Hamilton lo venció con esta estrategia.
  • Hamilton, sin aire: el inglés hizo todo lo que tuvo en sus manos para ganar, pero el desgaste excesivo de los neumáticos lo dejaron a merced de la velocidad de Max.
  • Pérez, la pareja del año: Checo cumple a la perfección su rol de escudero y, así como Max venció a Hamilton, él hizo lo propio con Bottas. Sumó puntos importantes y tiene feliz al equipo austriaco.
  • Bottas, ¿se clavó el puñal?: tras de que poco o nada hizo para cuidar a Hamilton de la arremetida de Max; dejó en evidencia y en público la mala estrategia de Mercedes cuando dijo por la radio “¿por qué no me escucharon cuando les dije que la carrera era para dos paradas?”. El finlandés parece echarle tierra a su continuidad en el equipo.
  • Arde la rivalidad Wolff-Horner: por fin parece que se acaba la hegemonía de más de 7 años de Mercedes en la F1. Red Bull, de la mano de Horner, los venció en Bakú y Paul Ricard, los circuitos que parecía que más le favorecían a los autos alemanes. La cara de Toto al finalizar la carrera no pudo ser disimulada ni por el tapabocas.
  • Mclaren escolta: por fin parece que Ricciardo ha encontrado el ritmo con el auto, aunque sigue siendo vencido por Norris, quien voló en Francia. Puestos 5 y 6 para la escudería inglesa. Quienes subieron al tercer lugar en el campeonato de constructores.
  • Ferrari, poca gasolina: los de Maranello vuelan en la clasificación, pero se los consume el ritmo de carrera. Hoy se quedaron, ambos, por fuera de los puntos.
  • Aston Martin, estrategia pura: Vettel largó 12° y Stroll 20°, pero gracias a su consistencia ya la buena estrategia, entraron ambos en los puntos. 9° el alemán y 10° el canadiense.

Lee también: LOS CINCO MEJORES MOMENTOS DE JUAN PABLO MONTOYA EN LA FÓRMULA 1

Con la victoria de Verstappen en Paul Ricard, la Fórmula 1 está de infarto. Ahora, con unos Red Bull encaminados y Mercedes con conflictos internos, nos adentramos a 15 días de F1 pura en el Red Bull Ring de Austria. Dos carreras seguidas en la casa de los líderes del campeonato y en uno de los mejores circuitos del calendario.