El equipo angelino detorró a los Ray 8-3. El segundo juego es hoy a partir de las 7:00 pm.

Finalmente comenzó la Serie Mundial y Los Angeles Dodgers se impusieron en el primer enfrentamiento a los Tampa Bay Rays con un marcador de 8-3 y entre lo más sobresaliente de la noche cabe destacar al lanzador Clayton Kershaw que tuvo una salida de calidad en esta instancia de postemporada resarciéndose así, parcialmente, de las dos derrotas en el Clásico de Otoño de 2018 ante los Red Sox. (Le puede interesar: Empieza el camino de la Serie Mundial)

En esta primera salida tuvo acción en seis entradas permitiendo una carrera y dos imparables; también despachó a ocho bateadores por la vía del ponche  –con un ERA de 1.50– y mejoró su marca en esta postemporada a tres victorias en contra de un revés. Adicionalmente fue el primer juego que gana en Serie Mundial desde el primer enfrentamiento de la de 2017, cuando se impuso en contra de los Houston Astros, reconciliando su registro en Serie Mundial a dos triunfos y dos derrotas.

Del lado de los Tampa Bay Rays los lanzadores tuvieron una noche desafortunada: el abridor Tyler Glanow lanzó cuatro entradas y un tercio en los que permitió tres imparables y seis carreras, en tanto que el relevista Josh Fleming en dos entradas dos tercios permitió dos carreras.

Cabe resaltar que la ofensiva de los Dodgers fue particularmente aguzada con destacados aportes de Mookie Betts y Max Muncy, ambos con cuatro turnos al bate y dos imparables. Betts inició su participación en esta serie con un cuadrangular y Muncy remolcó dos carreras al igual que Cody Bellinger que, si bien solo tuvo éxito en uno de sus cuatro turnos de la noche, contribuyó con idéntico número de carreras impulsadas.

Del lado de los Rays la ofensiva fue discreta y prematuramente superada destacándose el cuadrangular solitario de Kevin Kiermaier  –que se fue con dos imparables en tres turnos– y representó dos carreras impulsadas para los campeones de la Liga Americana.

En lo que respecta a los lanzadores abridores para esta noche Blake Snell será el encargado de los Rays para no perder el paso de los Dodgers, en tanto que su contraparte de la franquicia angelina probará un ensamble de lanzadores muy similar al que consiguió imponerse a los Atlanta Braves en el juego 7 de la serie de campeonato de la Liga Nacional en los que muy seguramente subirán al montículo Tony Gonsolin y Dustin May, entre otros recursos del bullpen.

Por: Rod Ávila – @indierod.