Luego de anotarle gol a River en el Superclásico argentino y celebrarlo danzando, la semana de Sebastián Villa ha sufrido un caótico punto de giro. Se le acabó el bailecito a Villa.

La fiscal Verónica Pérez hizo formal el pedido para que la causa contra él por violencia de género que tiene como víctima a su expareja, Daniela Cortés, pase a la instancia de juicio.

Para la fiscal no hay dudas de que el colombiano de Boca Juniors amenazó y le pegó. Por lo tanto, el juicio se haría bajo la causa de “amenazas y lesiones leves” en el contexto de violencia de género.

El juez, Javier Maffucci Moore, tendrá que escuchar a las partes implicadas, representadas por Fernando Burlando, abogado de Daniela, y Martín Apolo, defensor del delantero del jugador, quien irá en contra de la opinión de la fiscal. Una vez terminado este paso, se decidirá si la causa se eleva a juicio o no.

Más allá de este avance en su proceso judicial, Sebastián podría seguir jugando, porque es su trabajo y ese derecho es el que prevalece pero, por ahora, se le acabó el bailecito a Villa.