El Deportivo Cali ayer alcanzó el primer objetivo del año: asegurar la clasificación a los playoffs y, además, lo logró con cuatro fechas de antelación. Se ganó en Medellín después de ocho años, por varios pasajes del primer tiempo con solvencia y añadiéndole un extra a lo que habíamos visto del equipo, circulación y control.

El equipo de Arias repitió esquema por segundo partido consecutivo, la posición de Vásquez como delantero no está siendo referenciada por los rivales que lo esperan recostado en la banda derecha. A su vez, en la segunda línea de volantes, jugaron por dentro Palavecino y Caicedo, flotando en la espalda de los volantes del Medellín y además alternando las bandas con el transcurrir del partido. Primer tiempo prometedor, donde se generan continuas opciones de gol, muchas veces con complicidad del rival, como en el tercer gol del equipo donde se logran veintiún toques y en ningún instante el Medellín intentó presión alguna.

El segundo tiempo comienza con un Medellín animado por decisiones arbitrales que influyen en el juego, pero que no justifican el cambio tan abrupto del Cali en cuanto a control del juego (posesión y rebotes). Al Cali le falta un poco “saber sufrir” los partidos, no puede ser que cada vez que el rival se decida a atacar, sea un bombardeo al arco de David. Podría este singular problema estar en el aporte de los cambios que no llegan al nivel de los titulares y a que, así suene descabellado para algunos, es un equipo en construcción.

Ahora, en el camino está Millonarios por la Copa Sudamericana, rival que viene recuperándose de un inicio de torneo bastante pobre, pero que con toda certeza complicará la eliminatoria. El Cali para estos dos partidos no va a contar con su jugador sistema, Jhon Vásquez está suspendido. Viendo la nómina disponible, ninguno tiene las características de Jhon, pero la inteligencia para moverse entre líneas, la velocidad y la sapiencia para mover el balón de Andrés Arroyo podrían ser una gran opción para esta eliminatoria. Arias venía dándole minutos y, a pesar de las críticas, de la hinchada, el canterano estaba cumpliendo.

Ilusionante Cali que aún tiene que seguir dando pasos al frente, ya está cerca la fase de KO y este Millonarios va a servir para probar qué tan solvente está el equipo para ir a las fases finales del FPC. Tranquilidad y control, si el Cali aplica esto en la eliminatoria, podrá ser más solvente en los momentos de premura, porque las opciones en el arco rival llegarán, es un sello de este Cali.

Consejo del autor: Valencia va tornándose en un jugador que promete, en recuperación y en la salida del balón. Hay que seguirlo de cerca.

Por: @Cami_RV