Tras la dolorosa derrota frente a Bucaramanga, en la que el equipo Verdolaga dejó de nuevo una pálida imagen futbolística, hay una opinión generalizada en redes sociales que se centra principalmente en un punto: la nula autocrítica de Guimarães.

La hinchada de Atlético Nacional, como fanaticada de equipo grande, le exige respeto a quienes representan la institución, no solo dentro del campo de juego, sino también cuando se expresan en los micrófonos. Y parte de ese respeto es reconocer los errores propios del equipo, aspecto que no viene sucediendo con el cuerpo técnico liderado por Alexandre Guimarães.

“En el segundo tiempo salimos a buscar el empate y el rival hizo lo esperable en aguantar y contragolpear, pero ahí mostramos otra cara en querer, en ir por el resultado, me quedo con eso”, fue una de las frases pronunciadas por Guimarães en rueda de prensa que desató la furia de los seguidores del Rey de Copas.

 

LAS MÚLTIPLES CRÍTICAS A GUIMARÃES

 

Más allá de la visión optimista del director técnico brasileño en la que, según él, hay “un trabajo que se está haciendo bastante bien”, la enorme parcialidad de Atlético Nacional no se dejará meter los dedos a la boca y seguirá siendo implacable mientras no lleguen los resultados, el equipo siga mostrando una actitud tan mezquina y entretanto continue la nula autocrítica de Guimarães.