Ser hincha de un equipo grande tiene sus particularidades. Una de ellas es exigirle siempre victorias frente a otros equipos grandes, debe entenderse como el curso natural de las cosas y, mucho más, cuando el club de tus amores es el más grande del país al que pertenece.

En el rentado colombiano hay partidos excluyentes por su historia pero el patrioterismo barato y los periodistas cargados de corrección política siempre han querido vendernos muchos “clásicos” y la idea de que hay una decena de equipos grandes pero, desde un punto de vista objetivo, el podio es claro: Atlético Nacional, América de Cali y Millonarios. Son, en ese orden, los clubes más grandes del país.

Ah pero qué sabroso ganarle al Cali, a Junior, instituciones importantes, con hinchadas numerosas (aunque vayan poco al estadio) pero, a ambos, su historia los avala también como grandes aunque estén debajo del podio antes mencionado.

Pues bueno, desde este importante ítem, se entiende gran parte del descontento generalizado que genera hoy Juan Carlos Osorio en la hinchada de Nacional. Normalmente estas desconexiones entre hinchada-cuerpo técnico se solucionan con resultados contundentes y títulos pero, para que Atlético Nacional pueda quedar campeón, debe recobrar esa jerarquía que le ha permitido, no solo ganar clásicos, sino levantar más títulos que cualquier otro club en este hemisferio del continente.  

 

*El domingo 1 de noviembre será otra prueba de fuego para Nacional en su visita a Millonarios, ¿podrán Osorio y sus dirigidos revertir la tendencia de que no le ganan a los grandes?*

Lee también: NACIONAL SALVÓ LAS PAPAS AL ÚLTIMO MINUTO

Las cifras del Nacional de Osorio frente a otros grandes