El fútbol es ese deporte, en el que cada tanto, aparece un nuevo fenómeno para desequilibrarlo todo a su alrededor. Con tan solo 22 años de edad, más de una centena de goles oficiales como profesional y una copa del mundo a sus espaldas, ese fenómeno tiene nombre propio: Kylian Mbappé Lottin.

Mientras los medios argentinos siguen pasando resúmenes de Messi, la élite del fútbol mundial ha decidido ir en otra dirección. Fue en 2016 cuando acabó la temporada en Ligue 1 con quince tantos en veintinueve partidos que contribuyeron decisivamente en la conquista del título diecisiete años después que empezamos a ver lo serio que pintaba Mbappé. 

En 2017 su rendimiento seguía siendo descomunal pero, esta vez, los galardones iban más allá de su liga: señalado por la UEFA como uno de los jugadores revelación de la temporada, mismo año en el que fue galardonado con el premio Golden Boy al mejor futbolista europeo menor de 21 años.

FENÓMENO TAMBIÉN CON SU SELECCIÓN

Lo que vino luego no hizo más que revalidar el carácter de fenómeno del fútbol: con 19 años de edad se proclamó campeón en la Copa Mundial de Rusia 2018, ¿su palmarés en el certamen más relevante de todos? 4 goles y el premio al mejor jugador joven del torneo. Además, se convirtió en el futbolista más joven en marcar en la final de un Mundial desde Pelé en 1958.

Las comparaciones con O Rei ya no parecen descabelladas porque, además del dato mundialista que comparten, se evidencian similitudes en el juego de ambos que permiten soñar con un nuevo monarca del fútbol mundial luego de las épocas doradas de Messi y CR7.

FENÓMENO EN LA UEFA CHAMPIONS LEAGUE

El martes 16 de febrero del 2021, en el Camp Nou, por Octavos de Final de UEFA Champions League, sin Neymar y Di María, Donatello decidió regalarle al mundo una de las actuaciones más espectaculares de su carrera hasta ahora. Aunque con su palmarés no parecía necesario, podría decirse que esta consagratoria presentación sirva para que algunos incautos se den cuenta por fin que ha llegado un nuevo fenómeno del fútbol mundial.

UN DATO DEMOLEDOR