Mucho se ha hablado de Luis Suarez en Europa. Leer esta línea y no pensar en el 9 charrúa es imposible.

Entonces, para evitar confusiones y alegrar corazones: Luis Javier Suarez, el delantero samario que gracias a su primera convocatoria a la Selección Colombia tiene inquietos a los hinchas de la tricolor colombiana.

Se dice que siempre soñó con jugar en la Selección Colombia sin importar el rumor de una posible convocatoria a la Selección Española. También, que venía “rompiéndola” en la Segunda División de España y solo algunos entusiastas lo tenían en el radar, siguiendo sus pasos en el Viejo Continente donde, tras un exitoso paso por el Zaragoza,  casi logra el ascenso a primera.

Con tantos logros hizo que el Granada FC se interesara en él y cumpliera otros de sus sueños: jugar en la primera división del Futbol Español, sí, la misma Liga donde juegan Messi, Ramos y su ídolo Luis Suárez; que se llamen igual, a estas alturas, es poético.

¿Cómo juega? ¿Cuáles son sus características? ¿Es un 9 de área o es un delantero que participa en el juego? ¿Cuáles son sus fortalezas? ¿En qué podría mejorar?

Luis Suárez cumple a la perfección el prototipo de delantero moderno que se está imponiendo en Europa: un punta capaz de acumular varios registros: ser un gran definidor dentro del área pequeña.

La evolución en el juego de Luis Suárez tiene un gran recorrido pese a su corta edad. Llegó muy joven a España y adquirió desde el principio el buen gusto por el juego veloz. Ser potente y el gol son sus destrezas innatas.

Hablar de Luis Suárez es mencionar a un delantero que se siente muy a gusto fuera del área: se asocia muy bien con los jugadores del centro del campo, ya sea retrasando su posición unos metros para darle continuidad al juego o bien cayendo a una de las dos bandas para buscar su mejor perfil y arriesgar desde cualquier posición con su tiro seco y dirigido.

También es un perfecto delantero referencia. Su juego de espaldas, unido a su potencia y velocidad, hace que esté en constante movimiento buscando desmarques con la portería siempre entre ceja y ceja. Un rematador que tiene como virtud el primer toque dentro del área.

Con tan solo 22 años y un gran camino por recorrer, esta convocatoria a la Selección es un paso importante en el presente y futuro de jugador y de nuestro combinado. Jugar en una de las ligas más importantes del mundo y ser protagonista en la Europa League hará crecer mucho más su figura.

Un delantero moderno que, de todas formas, sabe que goles son amores, y pretende enamorar.