Kevin Durant y Stephen Curry han sido elegidos como los mejores jugadores de la cuarta semana de competencia en la temporada regular de la NBA; liderando además la lista de candidatos a quedarse con el MVP.

Por : Mateo Arroyave

¿Quién lo diría?, tres años después del último anillo que alcanzaron juntos ante los Cleveland Cavaliers, KD y el Chef Curry, ahora como rivales, le están demostrando al mundo del baloncesto quienes son los dos mejores jugadores de baloncesto actualmente, y es que los números hablan por sí solos.

El líder indiscutible de los Brooklyn Nets promedió 32.3 puntos, 7.8 rebotes y 4.5 asistencias en los últimos siete días de competición, semana en la que el equipo de New York logró tres victorias y sumó tan solo una derrota. Por su lado, el único MVP unánime de la historia tuvo un promedio de 34.8 puntos, 7.8 asistencias y 5.5 rebotes, en la última semana donde los Golden State Warriors, al igual que los Nets, salieron victoriosos en tres de los cuatro partidos que disputaron.

Su notable nivel individual ha llevado a que sus franquicias gocen de estar en los primeros puestos de sus respectivas conferencias; los Nets actualmente se encuentran ubicados en la tercera posición del Este, mientras que los Warriors, disfrutan de ser líderes solitarios en el Oeste. Por ende, teniendo en cuenta que el MVP se lo lleva el jugador que con su talento constante lleva a que su equipo sea el mejor, o uno de los mejores de la temporada, no es sorpresa que Kevin y Stephen actualmente se ubiquen en lo más alto en la carrera por el Trofeo Maurice Podoloff.

Lee también : LOS GOLDEN STATE WARRIORS SIGUEN IMPARABLES

Como si todo se tratara de un guion de una película de Hollywood, los dos protagonistas de este artículo deberán verse la cara esta noche en el Barclays Center, pues este estadio acogerá el duelo entre los Brooklyn Nets y los Golden State Warriors a partir de las 7:30 p.m., siendo este uno de los partidos más esperados de la temporada, no solo por el buen momento individual que están atravesando Kevin Durant y Stephen Curry, sino también por el buen rendimiento que estas dos plantillas han tenido durante la edición 75° de la NBA.