Hernán Torres tiene una deuda que quiere saldar: salir campeón con Tolima, club que lo dio a conocer como jugador.

Por: Juan Manuel Capera.

Ayer, en la previa del partido por la final de la Copa BetPlay entre Deportes Tolima y Medellín, se llevó a cabo una rueda de prensa que, para la parcial ‘Pijao’ resultó emocionante.

Su director técnico, Hernán Torres y el capitán Yeison Gordillo entregaron declaraciones que inyectan confianza tanto a su grupo como a la hinchada ibaguereña. (Lea también: Programación de la final: Medellín vs. Tolima)

«Espero un partido de final, ordenado, táctico de ambos equipos, no hay que cometer errores, debemos estar concentrados los 90 minutos porque en cualquier jugada puede cambiar el destino del partido”, señaló el estratega, quien tiene en frente la posibilidad de ser campeón con el equipo de su ciudad y de sus amores.

Qué más quisiera yo, el Tolima es el equipo de mi tierra, de mi cariño, allí me di a conocer como futbolista y como técnico, por supuesto que sería especial darle una alegría”, agregó Torres, quien estuvo cerca de ser campeón en el año 2010 cuando salió cayó en la final de liga frente al Once Caldas.

Por su parte el volante de marca del ‘Vinotinto Y Oro’ destacó que el plantel está concentrado en el objetivo de volver a Ibagué con la copa.

«Ojalá se nos de; hemos trabajado mucho, hemos guerreado mucho para estar en esta instancia y poder conseguirlo. Ojalá podamos dar esa alegría a esa gente linda de Ibagué, que desde que llegué me ha acogido como si fuera de la casa; esperemos que sea un lindo partido y nos podamos llevar la copa», dijo. (Lea también: Las flechas del ‘pijao’: Así llega Tolima a la final de la Copa BetPlay)

Además recalcó que antes de pensar en el fútbol argentino, en su mente solo está el objetivo de ser campeón. «Hoy no es el momento, ni el lugar para hablar en eso, mi cabeza solo está en la final del día de mañana. Quiero regalar ese título junto a mis compañeros, a mi familia y a esa hinchada tan linda que me ha acogido”, agregó.

Por último el caucano reconoció el poderío de su rival, pero dio un espaldarazo al trabajo que realiza el equipo de Ibagué: “Sabemos que no es fácil, tenemos un rival muy duro al frente y vamos a trabajar para conseguirlo”.