Con James desde el inicio y sin Yerry Mina, ausente por lesión, Everton derrotó a Liverpool, y se quedó con el derbi de Merseyside.

Los dos equipos de la ciudad de Liverpool llegaban con la necesidad de sumar para no alejarse de los puestos de clasificación a competencias europeas. Los dirigidos por Carlo Ancelotti propusieron un fútbol simple, apelando a la seguridad defensiva y a las transiciones rápidas de defensa- ataque, un sistema al que el entrenador italiano ha recurrido a lo largo de la temporada y que ante su clásico rival le daría resultado. Apenas corrían 3 minutos de la primera mitad cuando James Rodríguez pudo filtrar un balón para que Richarlison rompiera el cero y le diera la ventaja a los toffees. Aunque el equipo de  Klopp intentó empatar antes de terminar el primer tiempo, la figura de Jordan Pickford y el orden en la zona defensiva del Everton lo impidieron.

En la segunda parte los locales siguieron buscando la igualdad, recurriendo a la tenencia y circulación de balón, pero sin eficacia, de nuevo el arquero ingles Pickford fue determinante para mantener el cero. Al minuto 82 llegaría la jugada que definió el partido, luego de que Alexander Arnold derribara en el área a Calvert Lewin y el árbitro decretara penal con la asistencia del VAR. Sigurdsson ejecutó y marcó el segundo para la tranquilidad y el triunfo de los visitantes.

El Dato

Everton volvió a ganar en Anfield Road después de 21 años, su última victoria en este campo había sido el 17 de septiembre de 1999 por 1 a 0.