Eduardo Pimentel no se cansa de pelear contra todo y contra todos, pero, en especial, contra los árbitros. Esta vez descargó su ira, quizás justificada, contra el juez Nicolás Gallo.

Por: Óscar Corredor

Lee también: GALLO LE DIO UNA MANO A MILLONARIOS PARA VENCER A CHICÓ

Y es que Gallo, nuevamente pitó mal, rara vez lo ha hecho bien.  Y según Eduardo Pimentel, máximo accionista del Boyacá Chicó y quien también aparece como Delegado de Campo del cuadro ajedrezado ante la Dimayor, perjudicó a su equipo una vez más, al pitar una mano penal inexistente a favor de Millonarios.

En un primer trino, Pimentel arremete contra Gallo diciendo que “… pero Gallo volverá a pitar sin ningún problema mañana, hizo bien el trabajo”. En tono irónico, Eduardo dice que Nicolás (Gallo) podrá seguir ejerciendo como juez y seguir cometiendo graves errores como el de la noche anterior.

Minutos después cargó con más veneno sus palabras y su ira explotó, a tal nivel, de comprar lo sucedido en el campo de juego del estadio La Independencia de Tunja con una masacre que, tristemente, ha vivido el país últimamente. Además, Pimentel citó a la cuenta de la Fiscalía colombiana para que “intervenga” en el asunto.

Eduardo Pimentel actualmente paga una suspensión de seis (6) partidos luego de ser expulsado en el juego que su equipo le ganó 2-1 a Junior en Boyacá. Su equipo marcha último en la tabla con 4 puntos, 5 goles a favor y 22 en contra. Además, el Ajedrazado es el máximo ‘candidato’ para descender a la segunda división.

La imagen reciente de uno de los ídolos de Millonarios es muy negativo. Se volvió normal ver a Eduardo Pimentel pelear contra los árbitros, contra los hinchas, los directivos y hasta los empleados de su club.

Lee también: «ESAS BOBADAS»: CRÍTICA A EDUARDO LUIS