El conjunto bávaro cayó por goleada ante el Borussia Mönchengladbach y fue eliminado de la Copa de Alemania.

Lee también : CONTE LLEGARÍA AL MANCHESTER UNITED

Es normal ver un partido en el que el Bayern Múnich, supere por un marcador holgado, tanto en los toreros locales, como en Champions, sin duda, el equipo alemán es uno de los grandes del viejo continente y lo demuestra año tras año, sobre todo en el rentado local, donde en reiteradas ocasiones, se puede ver las goleadas que le propinan a sus rivales; pero lo que no es normal, es ver que al Bayern lo superen con amplia diferencia en el marcador, y menos en el fútbol de Alemania.

Pero como en el fútbol nada es imposible, lo inesperado ocurrió, y el protagonista esta vez fue el Mönchengladbach y no el equipo de la ciudad de Múnich.

En el duelo por los dieciseisavos de la Copa de Alemania, los dirigidos por Julian Nagelsmann visitaron al Borussia Mönchengladbach, que dio la sorpresa desde el arranque, pues antes del minuto 20, ya ganaban por tres a cero, con un gol de Kone y doblete de Bensebaini.

En la segunda parte, Breel Embolo fue el encargado de liquidar la serie a favor de los locales, marcando dos tantos en menos de 10 minutos, que sellaron la goleada, dándole así la clasificación al Borussia a los octavos de final de la Copa y dejando en el camino al siempre favorito Bayern Múnich.

Está derrota no solo significó la eliminación de la copa para el conjunto bávaro, también finalizó una racha de 85 partidos consecutivos, marcando al menos un gol, además tuvieron que pasar 13 años para que para que el Bayern se viera abajo en el marcador por cinco goles de diferencia en un partido oficial, la última vez fue el 20 de septiembre de 2008 ante el Wemder Bremen.