Nunca antes el fútbol noruego había tenido una estrella mundial como lo tiene ahora; Erling Braut Haaland, hijo del ex-futbolista Alf-Inge, es sin duda una de las mayores figuras que tiene el fútbol a nivel global, tiene el arco grabado en su mente y es uno de los jugadores con más proyección de su generación.

Por: Sebastián Arboleda Rodríguez.

Erling inició su camino en el Molde de su país, rápidamente logró captar la atención del Salzburgo de Austria, club donde pudo disputar sus primeros encuentros de Champions en los cuales deslumbró en un partido contra el Liverpool en Anfield con un golazo. El gigante culminó una fase de grupos muy positiva y logró ser solicitado por un grande europeo, el Borussia Dortmund.

El equipo alemán pagó su ficha por unos 20 millones de euros y ya el resto es historia. En tres años consiguió anotar una cantidad monstruosa de goles y pudo levantar una copa alemana. No obstante, el noruego sabía que debía avanzar su carrera en un equipo más importante, por eso es que en este pasado mercado de fichajes llegó al Manchester City de Pep Guardiola por 60 millones de euros.

Erling siguió los pasos de su padre al fichar por los ‘citizens’ y en lo que va de la temporada ha anotado 14 goles en 11 juegos disputados, cifra totalmente desaforada, sin contar que lleva 7 partidos consecutivos metiendo el balón a la red. Además de estos números de otro planeta, Haaland tiene otras cifras descabelladas; 100 goles en sus últimos 99 partidos y 26 goles en Champions con tan solo 21 juegos disputados.

Lo más asombroso de estas estadísticas es el hecho que Erling solo tiene 22 años, lo cual marca una proyección enorme que lo podría llevar a romper todos los récords que hoy están establecidos por leyendas del fútbol como Cristiano Ronaldo y Lionel Messi en materia de goles.

LEER TAMBIÉN: LAS TRES SELECCIONES MÁS DÉBILES DEL MUNDIAL QATAR 2022

Todos los ojos están puestos en el delantero, puesto que es el presente y futuro del balón pie mundial junto a Kylian Mbappé, que prometen una rivalidad de antaño por la corona que se otorga al mejor jugador de este deporte.

Deja una respuesta