La División Mayor del Fútbol Colombiano, destacada históricamente por múltiples decisiones inexplicables, hoy ha tomado una que dejó al país con la boca abierta.

Real San Andrés clasificó a los Octavos de final de Copa Betplay y, en teoría, tendría que enfrentar al Deportivo Pasto en condición de local este miércoles 18 de noviembre a las 3 p.m.

Sin embargo, la situación actual de la isla, derivada de la ola invernal y de los desmanes provocados por el huracán Lota, hacen que naturalmente la realización de este partido entre en duda; así lo entendió la dirigencia de Pasto, quienes, por protocolo, elevaron solicitud de aplazamiento de dicho partido ¿La respuesta? Un tajante, inexplicable e insensible ‘NO’.

En detrimento de lo anterior y protegiendo la seguridad de su delegación, Pasto no viajó a San Andrés y, de no existir una reversa o un arrepentimiento moral de DIMAYOR, perderá el partido por W y con un 3-0 en contra.

En nuestra consideración, la situación va más allá del resultado, es absolutamente reprochable como DIMAYOR insiste en que se dispute un partido en un lugar donde, en este momento, necesitan de todo, menos un partido de fútbol y como pretendió poner en riesgo la seguridad de un equipo de fútbol con un viaje a una zona que sufre la presencia de un Huracán, en fin…DIMAYOR y sus determinaciones.

Por: @HumoVolcanico