Por: @morenoce10

Esa es la pregunta que todos se hacen a esta altura de juego y es que a 4 meses de su lanzamiento el gameplay ha sufrido tantas modificaciones que parecerían ediciones diferentes en octubre comparado con febrero.

Pero todo tiene una explicación y la tiene precisamente EA Sports, la compañía ha modificado el juego en 9 ocasiones con actualizaciones y parches que estarían lejos de dar “solución” a los verdaderos problemas del videojuego. Desde la tercera semana comenzó el proceso de metástasis de un juego que se destacó por ser un aire nuevo a la dinámica defensiva de un FIFA 20 que terminó aburriendo en sobremanera a todos los fanáticos de la saga.

Que fuese una edición en la que primaba más la habilidad y la capacidad ofensiva, se convirtió en la bandera de una comunidad fifera que celebraba el cambio, pero como de costumbre, EA Sports comenzó a mover los cables a tal punto de reducir el skill gap, las razones se podrían resumir en disminuir la brecha entre los buenos y malos jugadores.

Desde el parche que nerfeó a la elástica comenzaría la hecatombe para la jugabilidad y más aún cuando llegaría la desafortunada noticia de incrementar las autobloqueos y la inteligencia de la IA defensiva en los partidos.

De disminuir la efectividad de los centros a sentenciar las bicicletas, pasando por las cancelaciones hasta el autopase (The Bridge), del parche #1 al #9; de un juego rápido y explosivo a uno lento y cansino. ¿Cómo se juega FIFA 21? Llevamos 16 semanas preguntándonos lo mismo.