Gran indignación ha generado una información llegada desde Argentina en la que se asegura que el futbolista colombiano de Boca Juniors, Sebastián Villa, podría volver a jugar de forma oficial incluso con un proceso abierto y en curso ante la denuncia que le interpuso su expareja Daniela Cortés por violencia de género.

“En Boca toma cada vez más fuerza la idea de levantarle la sanción a Villa y que a corto plazo vuelva a sumar minutos en el plano local, cosa de llegar de la mejor manera posible a la llave de octavos de final ante Inter”, escribió el diario Olé.

La polémica no se ha hecho esperar porque, sin duda alguna, en caso de concretarse el regreso al fútbol del presunto agresor, se estaría demostrando, una vez más que, el fútbol, el dinero que mueve y el afán por los resultados deportivos, están incluso por encima de los derechos de la mujer. Gravísimo precedente.