Nueve meses tuvieron que pasar para que Atlético Nacional pudiera sacar su arco en cero en un partido. ¡Por fin!

17 partidos después, el Verde paisa pudo regresar al camerino sin recibir un gol, terminando así una de sus peores marcas negativas en muchos años.

El juego ante Deportivo Pasto marcó el final de esa racha, tras la victoria por 1-0 en el Atanasio Girardot, donde Andrés Andrade salvó sobre la raya y en el último minuto, lo que pudo haber sido el gol y empate del conjunto visitante.